Lasaña de calabacín

La pasta es algo que siempre gusta. Ya sea en forma de macarrones, pizza o lasaña. Pero hay personas que no pueden comerla o que no les gusta, por eso hoy te proponemos una receta de lasana un poco diferente.

En la cocina siempre se está innovando. Hay mucha creatividad y muchos trucos que hacen que al final cada uno cocine los platos a su manera y que cada «maestrillo tenga su librillo». Este es el caso de hoy, donde PanyPeter nos proponen una receta de lasaña donde la pasta se sustituye por láminas de calabacín.

Curiosidades

El origen de este plato es italiano, no español. En Sunny Stories amamos la pasta y la creatividad, por eso nos ha encantado esta receta que ofrece otra versión del famoso plato italiano.

Existió una «guerra» en 2007 por la receta original entre británicos e italianos cuando el periódico inglés The Daily Telegraph aseguró que la lasaña era un plato británico por una receta fechada en 1390. A partir de ahí algunos historiadores investigaron el origen de este plato y se remontaron a los romanos antes de que Italia o Gran Bretaña existieran como nación.

A nosotros no nos importa quien la creó, porque lo importante es que hoy en día podemos disfrutar de este plato tan rico. ¿Te animas?

¿Qué necesito?

  • 1 ajo
  • 3 calabacines
  • 1 cebolla
  • 400 gramos de carne picada de pollo
  • 25 gramos de mantequilla
  • 400 ml de leche evaporada (o nata)
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • azúcar
  • 400 gramos de tomate
  • queso rallado
  • 225 gramos de champiñones laminados
lasana calabacín
Receta ilustrada de Pan y Peter

Trucos para la bechamel

  • Para conseguir una bechamel mas espesa o ligera cambia las cantidades de mantequilla y harina.
  • Utiliza leche del tiempo o incluso un poco caliente.
  • Mejor una varilla a una cuchara de palo, ayuda a disolver los grumos.
  • Tamiza la harina.
  • Incorpora un poco de aceite a la mantequilla.

Verlo antes de hacerlo

Si eres mas clásico y te apetece cocinar una lasaña original aquí te dejamos el vídeo de Javi Recetas para que lo veas antes de entrar en la cocina.

Y como dirían nuestros vecinos italianos Buon appetito!